Noticias

Miércoles, 07 Octubre 2015 19:19

Jugamos con Lego para aprender a resolver problemas

Taller Lego 2

En uno de los salones de la Centralidad Mazo hay hombrecitos de pelo largo, unos cuantos reyes y hasta calaveras que nos esperan. Torres, escaleras, árboles, llantas y hasta cápsulas coloridas hacen parte de un laboratorio conformado a partir de juegos de Lego.

En una reunión sostenida entre líderes del corregimiento, funcionarios de Sapiencia y el proyecto @Medellín se puso a prueba por primera vez el “Taller de Lego” que seguirá funcionando en la Centralidad Mazo.

Sobre una mesa, se ven dentro de unas pequeñas bandejas transparentes muchos colores, muchas formas, todas muy curiosas, todas llamativas.

“Armatodo” dice Patricia Atehortúa, representante de la Corporación de Silleteros de Santa Elena, y a su lado un hombre aprueba su afirmación, es el sacerdote Rubén Darío Vanegas. Lo cierto es que no se trata de un “arma todo”, son fichas de Lego con las que por fin empezaremos a jugar, a experimentar con el taller de LEGO para aprender de una forma divertida, romper el hielo, conocer al otro.

La multinacional LEGO está implementando en el ámbito global una técnica conocida como Lego Serious Play, un entrenamiento funcional que se emplea para explorar y gestionar la solución de problemas y desafíos en tiempo real.

A través de esta experiencia, las personas enfrentan retos y buscan soluciones inmediatas, todo con base en estudios científicos e investigaciones focalizadas en liderazgo, desarrollo organizacional, estrategias de negocios y psicología guiada al aprendizaje. Por medio de la Asociación Mundial de Masters Trainers, única entidad a nivel mundial que valida y oficializa este entrenamiento, se obtiene la certificación como facilitador de la metodología.

Cada bandeja de las once que están sobre la mesa contiene fichas, separadas por su color, y tres placas azules que sirven de matriz para ubicar el resto. Edgar Montaño, diseñador de Sapiencia, explica que con esas fichas se puede crear lo que uno quiera, lo que se imagine y que ese significante y su significado dependen de cada quien, que cada persona le da a sus fichas el sentido que le plazca y en esa medida las personas se pueden leer entre ellas.

Con su smartphone y un bafle inalámbrico, Edgar marca los tiempos. No hay reloj, hay música, ese lenguaje universal que moviliza los sentidos. Cada canción es un límite, a veces dos y hasta tres dependiendo de la complejidad del reto. También el ritmo importa, recuerdo que sonó un famoso tema de Beyoncé, también The Offspring y uno más de Coldplay, por supuesto no es lo mismo imaginar y crear un objeto bajo el influjo del Pop Rock de los ingleses, que escuchando la cadencia de la diva negra de Texas.

En un momento te sientes enérgico, con ganas de coger muchas fichas a la vez mientras mueves el cuerpo con esos ritmos del blues que canta esa mulata bella pero luego, cuando las notas se ponen lentas y los rubios británicos entran a escena, descubres que tomaste muchas fichas, que fuiste muy avaro, que no todas encajan, que no analizaste bien.

Empieza a sonar cada tonada y nos paramos de nuestros lugares, impulsados por el espíritu competitivo. Se nos pide en principio que construyamos una torre. Trato de que la mía sea limpia, estética, clara, con bonitos colores y lo más explícita posible, así como soy yo, que me gusta la armonía. Se acaba la canción y todos debemos parar de unir fichas, cada persona explica su construcción, para algunos magnífica, para otros amorfa pero siempre dejando entrever eso que llevamos dentro, eso que pensamos de nosotros mismos, y de los otros, y de las cosas.

Me llama la atención una de ellas, es un bloque enmarañado, grueso, bajo, ancho, no crece, no va hacia arriba, solo se despliega a los lados, las fichas son de un azul claro traslúcido, que deja ver más allá, que permite llegar a su fondo.

Mientras miro esa construcción pienso en lo que puede significar, en lo que pudo llevar a esa persona a hacerla así, en lo que hay en su mente y me sorprendo cuando empieza a darnos su explicación y veo que mi imaginación no estaba muy alejada de su realidad, es, dicho en sus propias palabras, una persona insegura, que siente miedo de arriesgarse, que solo da un paso cuando está segura de que nada le pasará, que por miedo a contar y aún más a preguntar, prefiere quedarse en silencio, en su zona de confort.

Miro la mía y me siento conforme, de seguro en la mesa algunos habrán sido detractores de mi obra, pero cuando me toca explicarla me siento incluso más seguro que cuando la construía. Me gusta lo que hice, es alta, en su cúspide una figura que parece la cúpula de un castillo, en tonos amarillos y dorados que, en mi imaginario, simbolizan el éxito, es clara, su vía de acceso está despejada, y en la cima hay un hombrecillo de camisa roja y corona dorada.

Suena otra rima y esta vez la misión es crear un vehículo, uno que nos llevará a eso que queremos lograr, y bueno, creo que en ese momento fui muy feliz porque para alguien que siempre ha sido un apasionado de los carros es un buen reto. Me abalanzo rápidamente a la bandeja que contiene las fichas negras y empiezo a escarbar como quien busca un tesoro.

Al final el carro que construí fue ante todo funcional, para que me lleve sin contratiempos a mi meta. Mi compañero de al lado me ganó, a mi modo de ver, con ventaja. En el mismo tiempo que yo, logró crear un vehículo que tenía aspecto de barco, muy organizado, con muchos puestos en su interior y sensación de seguridad.

Ese último ejercicio nos permitió identificar liderazgo y buena comunicación. Puedo decir que el taller de Lego Serious Play es una experiencia enriquecedora, que permite la cohesión con las ideas ajenas, la tolerancia frente a la diferencia y el crecimiento personal.

 

Otras noticias



Bitácora



Jueves, 12 Septiembre 2019 15:26

@Medellín dará inicio el próximo 20 de septiembre al curso virtual “La Vigilancia en el Contrato Estatal: la Supervisión y la Interventoría”, diseñado para formar a los contratistas responsables de la supervisión.

Viernes, 06 Septiembre 2019 19:07

 Del Cole a la U es una estrategia que tiene como objetivo acercar a 1500 jóvenes de 30 instituciones educativas de Medellín, a las 3 Instituciones de Educación Superior del municipio.

Miércoles, 21 Agosto 2019 16:25

Las inscripciones a los cursos en oferta estarán abiertas desde el miércoles 21 hasta el martes 27 de agosto, los cursos cuentan con 20 cupos para cada uno.

Miércoles, 14 Agosto 2019 20:34

Se capacitaron 18 auxiliares de apoyo, quienes cumplen sus funciones en las bibliotecas escolares de Medellín.